Coches clásicos: Alfa Romeo Giulietta Sprint


Coches clásicos: Alfa Romeo Giulietta Sprint

Alfa Romeo sin duda tuvo una segunda juventud en los años 50, modelos como el Giulietta Sprint dieron días de gloria a la marca, el coche se presentó en el salón del automóvil de Turín, siendo un caso especial dentro de la industria ya que se presentó primero el modelo derivado que la berlina del que provenía la cual tardó un año en llegar, el Sprinto fue obra de los diseñadores Franco Scaglione que pertenecía a Bertone y Felice Mario Boano de la casa Ghia, ambos artistas se basaron en un modelo proto de la propia Alfa romeo, la carrocería fue construida por la propia Bertone, el coche destacaba por su elegancia, sobriedad y aerodinámica, además de ser un automóvil realmente bello.


El modelo causó furor en el público convencional como en los propios corredores de carreras y es que el propio Sprint destacaba por ser un coche rápido y sobretodo ágil y manejable con una estabilidad inigualable para la época, el coche estaba totalmente realizado para las carreteras de entonces, el motor del coche era sencillo pero eficaz, un 4 cilindros en línea con 1.290 centímetros cúbicos capaz de alcanzar una potencia de 80 caballos, el coche incorporaba tracción trasera con una caja de cambios de 4 velocidades, en cuanto a velocidad punta el coche era capaz de alcanzar 165 kilómetros hora, del coche se realizaron más de 24.000 unidades, en 1956 llegó el Sprint Veloce y en 1957 el Sprint Speciale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario