Aprender a conducir con la segunda oportunidad: Manos al volante 23


Sin duda hay hábitos que pueden ser bastante malos a la hora de conducir, en este capítulo de la segunda oportunidad podemos observar los malos hábitos que se pueden convertir en verdaderas trampas mortales, el no llevar bien agarrado el volante con dos manos, a pesar de que los coches actuales tengan una dirección más suaves, gracias a la dirección asistida, elementos tan comunes como el de fumar, pueden producir una distracción y esta producir un fatal accidente, en el primer ejemplo vemos como un Simca 1000 se sale de la vía tras tropezar con una piedra y esta desviar la trayectoria del coche ya que el conductor no tenía las manos sobre el volante.


Hay casos tan caóticos como encontrarnos a conductores leyendo el periódico, en otro ejemplo vemos como acaba el conductor despistado de un humilde bicilíndrico 2 caballos, pero existen una extensa gama de casos que pueden producir accidentes si no tenemos las manos al volante de forma firme, por ejemplo en caso de viento lateral el no llevar el volante con firmeza puede producir una perdida de control, el atravesar también un charco de grandes dimensiones o el encontrarnos un bache.

No hay comentarios:

Publicar un comentario