Aprender a conducir con la segunda oportunidad: El perro 20


Sin duda el perro es el mejor amigo del hombre,, pero a la hora de la conducción este fiel amigo pude provocar consecuencias catastróficas,en este episodio de la segunda oportunidad nos explica como a la hora de trasladar a un perro tendremos que tener en cuenta si el coche es descapotado o tiene las ventanillas subidas lo que puede provocar que el perro se pueda lanzar a la calzada con el peligro que ello supone, si el coche esta totalmente cerrado tendremos que controlar los movimientos del perro ya que este puede distraernos o hacer giros bruscos que como consecuencia pueden provocar un accidente.

Otro de los peligros son los perros vagabundos o los perros que se encuentren sueltos, en el ejemplo vemos como un Simca 1000 trata de esquivar a un perro suelto y se estrella de forma brutal contra un árbol, aunque parezca una insensibilidad, tendremos que acelerar sin cambiar bruscamente de dirección, lo recomendable a la hora de trasladar a un perro sería trasladarlo en un coche con portón trasero y acoplarle una rejilla para la seguridad del pasaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario